Me siento chiquito

Me siento pequeño
¿Me doy cuenta que cuando tengo vergüenza de ser quien soy estoy dándole el protagonismo a mi ego?

 

Gran parte de mi trabajo consiste en ayudar a coaches a conseguir sus acreditaciones ante la ICF.

Necesitan demostrar las competencias de ICF en una sesión de coaching grabada.

Escucho muchas sesiones de coaching grabadas, de diferentes coaches y mi oído se ha acostumbrado a escuchar.

El otro día un coach, que ya está muy cerca de su certificación, me envió una grabación.

El coach ya conoce el proceso y se siente cómodo acompañando a sus clientes a lo largo de las diferentes fases del GROW, sabe donde está en cada momento del proceso y hace las preguntas para ayudar a su cliente a que saque lo mejor de cada fase.

Sabe como hacer un buen acuerdo con su cliente.

Sabe como enfocarlo y acompañarlo, sabe como subir la energía de su cliente y tenerlo conectado con lo que quiere … se nota la energía del cliente de que puede conseguir lo que quiere.

Estaba escuchando la grabación feliz, pensando esta ya va a ser la definitiva;

PERO, en el minuto 11:11, cuando le pregunta a su cliente PARA QUE es importante conseguir lo que quiere llevarse de la reunión y la cliente le dice: «lo quiero para sentirme bien teniendo mi propia vida» y la cliente sigue diciendo, porque en mi vida he tenido muchos huracanes que me han desviado.

El coach, aquí, en lugar de seguir preguntando por esa PROPIA VIDA, también se desvió y cayo en la trampa de preguntar por lo secundario en lugar de lo prioritario.

Su cliente le dijo que quería «SENTIRME BIEN TENIENDO MI PROPIA VIDA» y el coach le pregunta por los «HURACANES»…Creí que me daba un ataque! no paraba de repetir NO, No, NO, como si pudiese reparas algo de la grabación…

La cliente se desconectó y … sí le contó esa parte de su vida que no quiere ni ni acordarse de ella, porque además ya la ha trabajado en terapia.

Y así siguió la sesión de coaching, con momentos con preguntas que conectaban a su cliente y momentos en los que las preguntas la desconectaban.

¡un mareo!

Cuando le di mi feedback al coach, me confesó que se sentía pequeñito ante esa persona tan potente, con un trabajo tan importante y esa vida tan plena.

Y esto es importante:

Es muy importante para un coach, aprender a distinguir el ser humildes y estar presentes para servir a nuestros clientes, del permitir que nuestro ego se haga el dueño de la sesión y nos haga hacer cosas raras que no ayudan ni a nuestro cliente ni a nosotros mismo.

El coach se dió cuenta de lo que le estaba pasando pues no era la primera vez. Además de esas preguntas que desvían al cliente del foco de su interés, el coach jugaba con su bolígrafo por los nervios de sentirse desconectado de su cliente y de la sesión.

La profesión de coaching es maravillosa. Si quieres crecer con tu profesión,, el coaching te permite vivir de lo que hasta este momento puede que haya sido tu hobby.

Contacto

Si quieres información sobre mis servicios clica arriba, en contacto

María José (estudiante de coaching), me dice: Que caso de estudio tan interesante Virginia Vélez.Coach MCC.Formadora. Supervisora

Entiendo que en esta fase, como has dicho, el coach debería haberse centrado en la primera parte de lo expresado por el coachee: «lo quiero para sentirme bien teniendo mi propia vida» ya que de esa manera se dirige hacia el OBJETIVO, EL FUTURO Y LA ACCIÓN.

Mi duda es, ¿tendría sentido en algún otro momento de la sesión explorar la segunda parte: «en mi vida he tenido muchos huracanes que me han desviado»?

Gracias por compartir contenido tan interesante y útil para reflexionar!

 

A lo que le respondo:

Hola!! María José Parra . Gracias por tu pregunta.
La respuesta es que en este momento de la sesión, el coach se enfocaba en completar el acuerdo y saber la importancia de lo que su cliente quiere trabajar en la sesión.

La pregunta ¿para que es importante llevarte ….. de la sesión de hoy?
Busca la motivación interna del cliente.

Lo mejor: repetir lo que dijo la cliente;

Algo así como:
cuando te pregunto para que quieres …. escucho que me dices “para vivir tu vida y luego me dices que en tu vida has tenido muchos huracanes”. Para que es importante (repito el QUE del acuerdo que hayamos acordado)

– y que sea ella la que me diga.

Los Huracanes también se pueden explorar, porque es algo que ella sigue trayendo, es algo que sigue en su presente, pero no creo que sea lo que la conecte a lo importante. Dejo que sea ella quien decida que le conecta a lo importante.

Pero si el coach, como en este caso, es el que decide que preguntar (siendo directivo) es mejor preguntarle por lo que dice que si quiere mejor que preguntarle por lo que dice que no quiere.

Los huracanes posiblemente le recuerden lo que no quiere y por eso tiene una idea de lo que si quiere.

– Siempre, siempre, es el cliente el que tiene las respuestas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar