Mi reto para 2022

A principios de año, nos sentimos animados para cumplir propósitos.  Al principio parecen imposibles, pero mola lo del RETO.

A principios de este año 2022, el día 2 de enero decidí que volvería a practicar Bikram yoga. Me apunté en el mismo centro donde practiqué hace unos 10 años.

No he dejado de hacer deporte en estos años, pero Bikram hacía más de 4 años que no lo practicaba.

Si has practicado Bikram alguna vez, sabrás que la clase dura 90 min, a 40 grados de temperatura y 40% de humedad. Repetición de 26 posturas, en bañador y sudando a chorros.

Mi reto consistió en hacer la clase durante 30 días seguidos. 

¡En la primera semana de febrero terminé mi reto!

Este reto está ligado con otro. 

El verano pasado, decidí federarme por mi equipo de natación con el que nadaba en mi adolescencia “El Metropole”. Gracias a la pandemia permite que “los Masters” nos federemos, aunque no sigamos siendo socios, si no vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Yo vivo en Madrid.

Estoy volviendo a entrenar, volviendo a competir y volviendo a sentir una energía que hacía años no sentía.

¿Cuál es la motivación real que mueve este reto de volver a hacer deporte de competición? 

Tengo varias motivaciones y a diferentes niveles:

  1. El más evidente es a nivel físico, me siento mucho mejor físicamente, más ágil y fuerte, con energía, con ganas de hacer y conseguir cosas.
  2. Mentalmente, me siento más ágil, fuerte y enfocada en lo que realmente es importante para mí. Además, cada vez tengo mayor claridad mental.
  3. Y como tercero y posiblemente el más importante sea mi miedo a envejecer y a la muerte lenta que se va sintiendo con más fuerza a partir de los 55 años, al menos en mi caso.

Por si ya te lo habías preguntado:

¿Y el Brikram que tiene que ver con la natación?

La natación me ayuda a fortalecer mi cuerpo. Pero tenía contracturas en la espalda. Necesitaba estirar. Que mejor que el Bikram. He conseguido alargar y fortalecer mucho más las piernas y la espalda.

Estos retos forman parte de otro a más largo plazo y que podríamos decir que es mi fin en mente a largo plazo y muy estimulante: cruzar El Estrecho de Gibraltar a nado en el verano que cumpla mis 60 años. No es el próximo verano, pero tampoco falta mucho, está lo suficientemente lejos para darme tiempo a ponerme en forma y a comprometerme y lo suficientemente cerca para que no se difumine en el tiempo.

Todo esto te lo cuento para compartir contigo, lo feliz y llena de energía que me siento.  Cuando voy cumpliendo mis metas a corto plazo, sé que conseguiré las a más largo plazo por mucho MIEDO que me den.

Para calmar este miedo me digo, lo importante no es cruzar El Estrecho, lo importante es todo el recorrido que vas a hacer

El proceso hasta llegar a ese verano de tus 60 años y poder celebrar el conseguir todos los otros pequeños retos.

Te animo a que te pongas retos estimulantes a corto y medio plazo. 

Los miedos se van difuminando según vas consiguiendo pequeños éxitos y las excusas dejan de ser coherentes.

A mis, los retos, me ayudan a tener una vida de aventura, divertida, saludable y llena de energía.

¿Qué haces tú para que te guste vivir tu vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar