RETIRO ALUMNAS 2023

Ahora que tengo un ratito quiero hacer una reflexión sobre el día de ayer.

Quiero empezar diciendo que me sentí orgullosa de ser el hilo de unión de personas maravillosas y generosas.

El día soleado y no muy caluroso. El Lugar acogedor y con energía de transformación que nos abrazaba a todas.

1.- Empezamos con el oráculo que nos trajo Bea:

  • Nos brindó una carta para todas. 
  • Comenzar el día enfocándonos en el mensaje que a cada una nos trajese. 
  • La carta fue, “La Espiral Evolutiva”. Así fue, un día de evolución en espiral.

2.- Seguimos con una actividad corporal y de compartir que nos regaló Alma. 

Nos pusimos por parejas. 

Quiero compartir lo que mi pareja me compartió. Lo comparto porque me siento orgullosa de sus palabras, que me emocionaron y llenaron mis ojos de lágrimas.

Me dijo: “Cuando sentí tus manos en mi espalda, pensé que frías y en ese momento me di cuenta, que esas manos me estaban despertando”.

Cuando pusiste tus manos bajo mis brazos, sentí que mis brazos se convertían en alas y sentí como volaba acompañada por tí. De hecho, volé, lo vi, vi el paisaje desde lo alto.

Cuando bajaste tus manos y tocaste mis piernas, mis pies, sentí que aterrizaba y me anclaba para conseguir lo que quisiese.”.

Te comparto que mi sentimiento, es de agradecimiento. Agradezco poder acompañar este despertar, este vuelo y aterrizaje. 

Gracias por permitirme ser una observadora de primera clase.

3.- La tercera actividad fue irnos a la naturaleza, a dar un pequeño paseo por las montañas rocosas y refrescarnos en las pozas que se han hecho con las últimas lluvias. Fue un momento de toma de tierra, que nos ayudó a abrir el apetito.

4.- La comida fue un compartir de sabores de diferentes culturas, todo muy rico.

Seguimos con actividades. 

 

5.- La tarde comenzó con una meditación guida por Anita que nos tumbó en el suelo y a más de una “se nos fue el santo al cielo”. 

La Meditación fue una guía de conexión con los Arcángeles, especialmente con San Gabriel, San Miguel y San Rafael que pronto serían sus Días. Tuvimos oportunidad de sentir la fuerza de los chakras y de pedirle a los Arcángeles desde esos centros conectados, nuestros deseos.

6.- Después de la meditación, compartimos unas infusiones con algo dulce para volver a tierra.

7.- La última actividad fue coaching utilizando “La Caja Mágica”. Poderosa herramienta para cuando quieres ir a lo profundo de un asunto y cambiar la perspectiva la mirada con sutil ligereza.

8.- Bea, cerró lo que había abierto por la mañana. En esta ocasión sacó una carta para cada una. 

Una carta con un mensaje que nos acompañará hasta la próxima reunión. 

Mi carta es la del “vagabundo”. Así me siento, vagabundeando hasta que vuelva a enfocar la energía nuevamente en lo que sigue.

Nos volvimos a abrazar para cerrar, subirnos al último coche que cargado, nos trajo de vuelta a Madrid. 

Todas felices y cada una con sus aprendizajes y sus pequeños o grandes proyectos por darles forma.

Seguiremos haciendo estos encuentros porque el encuentro en presencial nos enriquece a todos.

Gracias, gracias y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar