Llegué al mundo del coaching después de una super-crisis personal y profesional.

Tenía 48 años, era abogada de empresa, tenía tres hijos y había pasado por todos los estados civiles, empezando por soltera, luego casada, después viuda, vuelta a casada y finalmente divorciada.

El caso es que me sentía fatal y en la búsqueda de alivio, hice inmersión total en desarrollo personal, en espiritualidad y en formaciones.

Entre las formaciones hice PNL, Constelaciones Familiares y Organizacionales, Meditaciones Activas de Osho, Mindfulness, Máster y Doctorado en Espiritualidad Práctica y Coaching.

El coaching me cautivó totalmente. El darme cuenta de que las respuestas están en mi interior, me ha cambiado la vida. Desde entonces, sigo buscando mis propias respuestas y ayudo a otras personas a encontrar las suyas.

Han pasado 10 años y estoy muy satisfecha del super-cambio que he hecho en mi vida.

Para empezar, me fascina mi profesión por varios motivos:

En cuanto a mi familia, mis hijos mayores ya viven independientes, hace dos años que tengo pareja con la que convivo y con mi hijo pequeño.

También te cuento que no todo me va de maravilla; mi dolor más grande es que mi hijo mediano, no me habla. Puedes imaginar que, con mis cambios de estado civil, mis hijos mayores los vivieron en primera persona. En principio lo vivieron como “lo normal” pero al cabo de los años y te lo cuento en resumen, muy resumido, lo que mi hijo me dijo fue: “Es que cuando te hablo, no quiero que me des respuestas o soluciones, solo quiero que me escuches … y no sabes”.

Eso me voló la cabeza. Por supuesto me dejó callada y muy reflexiva:

¡Soy coach!

Me dedico a escuchar a las personas y mi hijo me dice que no le sé hacer. Desde ese momento, me dije a mi misma, la próxima vez que Enrique me hable, se dará cuenta de que sí le escucho.

Desde hace más de 10 años, lo que hago es, para estar más atenta. Atenta, a lo que mi ser interior me quiere decir y atenta, para escuchar a las personas de mi alrededor.

Esto es lo que quiero compartir contigo, un viaje de autodescubrimiento. Quiero que nos acompañemos a descubrir el silencio interior que es donde nace lo mejor de una misma y desde donde fácil descubrir y recuperar la propia soberanía.

Tanto si lo que quieres es que te acompañe en tu proceso de coaching o en tu formación como coach; o si ya eres y lo que quieres es seguir avanzado en tu carrera, TE INVITO a que te suscribas a mi newsletter “quiero ser soberana de mi vida” donde comparto experiencias propias de desarrollo personal a tres niveles, físico, mental y espiritual.

Además, podrás tener información de mis formaciones, charlas, talleres, algunos son gratuitos y otros no. Si te cansas podrás darte de baja en dos clics.

Importante: en mi mail DIARIO ofrezco CADA DIA mis productos y servicios. Si esto te supone un problema, no te suscribas.