Tu poder alquímico

 

Este pasado fin de semana mi pareja y yo hemos visitado al amigo por el que nos conocimos.

Nuestro amigo se ha trasladado del país en el que vivió por los últimos años a España, de donde eran sus abuelos. Comienza una nueva vida.

Se ha venido a una ciudad donde no conoce a nadie. Una ciudad preciosa del norte de España, con mar y montaña, lluvia y sol.

Una ciudad pequeña donde prima la buena vida. El dice: estoy aprendiendo el «slow life stile». He empezado a escribir mi libro.

En esa ciudad, nos hizo  temperatura primaveral. Paseamos, charlamos, comimos y bebimos. Charlamos, comimos y bebimos. Charlamos, bebimos ..

Cuando uno charla con comunes antiguos amigos  se tocan temas que estaban dormidos. Se remueven cosas medianamente olvidadas del pasado.

El caso es que, mi pareja y yo volvimos silenciosos en nuestros más de 3 horas de trayecto de viaje a casa.

Cenamos, jugamos a Rumy y charlamos sobre nuestros «revolvimientos» de las charlas del fin de semana.

Una vez en la cama, yo, no conseguí dormir. Tenía la cabeza llena de pensamientos que no me estaban gustando.

Me acordé que mi propósito es la Alquimia, y con ese pensamiento me bastó para

Centrar mi atención en mi respiración y comenzar a hacer movimientos de estiramiento: primero estiré pies, manos,  piernas,  brazos,  cadera,  espala. Poco a poco, fui tomando contacto con mi cuerpo y me di cuenta de lo bien que estaba. Conseguí bajar de mi cabeza ruidosa a mi cuerpo tranquilo. Posé mis manos sobre mi corazón y comencé a visualizar a mis hijos, enviandoles amor. Visualicé a mis hermanos y les envié amor … y así con amigos, colegas,  demás familiares  y vecinos.

Me quedé dormida …  cuando desperté aún seguía teniendo esa sensación de corazón cálido y amoroso.

Con esa sensación, me acerque a mi pareja para abrazarle, besarle y desearle un bonito día.

No solo me siento bien yo. Al cambiar mis pensamientos, he cambiado mi sentir y mi día. También he cambiado la dinámica que estaba empezando a ocurrir con mi pareja. Me siento poderosamente amorosa.

A ese poder que todas tenemos de transformar nuestros pensamientos, nuestras noches oscuras, a ese poder que en un momento de calidez y de amorosidad transforma la vida que vivimos, es a lo que llamo Alquimia.

Activar ese poder muy fácil. Solo tienes que tener la intención de hacerlo.

Cuando tomas la decisión de que los pensamientos que aniden en tu mente serán los que tu decidas que sean, tu vida cambia, todo lo que pasa a tu alrededor es amoroso. Las personas te tratan de forma amorosa y generosa.

Te animo a que en tu próxima noche de desvele pongas en practica el poder alquímico que tienes dentro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar